Nosotros Artículos Probabilidades Servicios Stats Ofensivas Glosario Estadístico Radar10

Pumas 2021, La suerte y el Regreso a la Media

Martin del Palacio, Opinión Estadística.

08 Ene, 2021

Sin duda, la historia de éxito más inesperada del torneo pasado fue la de Pumas. Nadie esperaba que un equipo que no gastó en grandes refuerzos, que no tenía técnico apenas tres días antes del inicio de la temporada y que, en general, no contaba con grandes nombres en su plantel, terminara en segundo lugar la temporada regular y llegara a la final.

Con el Guardianes 2021 en puerta, vale la pena preguntarse cuál fue la clave del éxito de Pumas y si el equipo será capaz de replicarla. De eso se trata este artículo, aunque, para que se vayan preparando, la respuesta a la segunda pregunta es “difícilmente”. Pero vayamos por partes.
Si uno analiza las estadísticas de Pumas en el torneo, es difícil encontrar un equipo al que le hayan salido las cosas tan bien con tan poco. Y no me refiero a “en este torneo de la liga mexicana” sino “en general en el futbol alrededor del mundo”.

Vean si no. Los universitaros fueron segundos en supéravit de xG, anotaron 5.9 goles más de lo esperado. El peor equipo en xG en contra, con 35.6 goles merecidos, pero en realidad solo recibieron 24. Y no solo eso, los remates recibidos por Pumas tuvieron el promedio xG por remate más alto de la liga (0.134). Es decir, debieron acabar en gol, pero no lo hicieron.

¿Cómo se explica semejante discrepancia? En la parte ofensiva, la razón tiene un nombre propio: Alfredo Talavera. El portero, que fue, por mucho, el mejor fichaje del torneo, fue el mejor de la liga, con 84% de efectividad y 6.8 goles prevenidos. Es verdad que la tendencia se mantuvo en la liguilla, con Talavera lesionado, pero Pumas jamás habría llegado ahí de no ser por su veterano guardameta.

La defensa tiene cierto porcentaje de éxito también, fue la sexta mejor en remates bloqueados, la primera en duelos defensivos ganados, la primera en duelos aéreos ganados y la primera en intercepciones, con Johan Vázquez como líder de la liga. En resumen, a Pumas le llegaron UN MONTÓN, pero entre las fallas rivales, las milagrosas atajadas de su portero y las milagrosas intervenciones defensivas de último minuto, le anotaron mucho menos que lo que las circunstancias dictaron.

En ataque, Lillini diseñó un sistema que le permitió maximizar el éxito de un plantel limitado. Pumas fue el equipo que más balones perdió en el torneo, y el equipo que menos pases tuvo por minuto de posesión, pero fue increíblemente efectivo cuando tuvo la pelota, en buena medida por saber qué hacer con ella. Intentó más centros que nadie y fue el cuarto lugar en porcentaje de éxito.

Es decir, Pumas sabía que no iba a tener éxito en posesión, así que la idea fue llegar lo antes posible a zonas donde pudieran centrar la pelota y de ahí aprovechar el excelente juego aéreo de Dinenno y González, que se combinaron para anotar 60% de los goles del equipo (19 de 32). Ahora, el problema está en que este porcentaje de éxito va a ser complicado de repetir. Sólo basta una mínima baja de nivel de alguno de sus referentes para que se caiga el castillo de naipes. Es difícil pensar que Talavera va a estar tan sublime todo el torneo, o que Dinenno va a mantener la eficacia al frente, o que los rivales van a fallar tanto.

Y eso sin contar con la falta de refuerzos y la salida de Carlos González, un jugador fundamental no sólo por su excelente juego de área, sino por la capacidad de retener balones largos y distribuirlos a las bandas para luego colocarse en zona de gol y definir los centros.

Como aficionado universitario, espero equivocarme, pero a partir de los datos, la perspectiva de Pumas para el Guardianes 2021 es que regrese a la media. Es decir, que sus resultados reflejen la realidad de su plantel, que el consenso de agregadores (FiveThirtyEight, Statiskicks, SofaScore, entre otros) sitúa entre el séptimo y el décimo mejor de la liga.

A no ser, por supuesto, que Lillini resulte ser de verdad un gran técnico y encuentre la manera de volver a generar más con menos, aunque quizá con un sistema distinto, menos basado en las grandes actuaciones individuales y sin contar tanto en las fallas ajenas y en constantes dosis de suerte.

Por: @martindelp + Statiskicks

Autor: Editorial Statiskicks

Articulos relacionados


Síguenos